¿Te acordás de Kojak? ¿y de Sonny Crocket?, ¿conocés a Horatio Caine? Con estilos muy diferentes los tres tienen algo en común: son policías de ficción a los que resulta imposible recordar sin sus gafas.

Aunque de épocas muy distintas, estos personajes de las series policiales norteamericanas más famosas trascendieron la pantalla junto a sus anteojos, ¿cuál es tu preferido?

 

Con anteojos y comiendo chupetines

Un programa emblemático de la TV de los años 70, fue Kojak. Protagonizado por un detective conocido tanto por su calvicie como por comer chupetines y también por sus grandes anteojos, de metal y formato bien de época.

Telly Savalas, en la piel del teniente de homicidios de Manhattan se caracterizaba por su tenacidad a la hora de resolver los crímenes, aunque a veces se apoyaba en métodos poco convencionales. Kojak era una serie en cierta forma previsible, pero cautivaba al público por el carisma de su protagonista: un policía calvo, ácido y sarcástico, que solía ocultar su mirada detrás de los anteojos.

 

Los sacos de colores arremangados y los pantalones amplios pinzados de Sonny Crockett se completaban casi siempre con un par de gafas oscuras

 

Detective a la moda

Sonny Crockett era el nombre del detective que interpretaba Don Johnson en Miami Vice, serie que cambió el paradigma de los policiales en los 80. División Miami (como se llamó en Latinoamérica) marcó una época, por su argumento, los escenarios, la fotografía y la producción. Pero también por la influencia que tuvo en la moda masculina de aquellos años. En particular, el look que impuso Sonny. Lejos del clásico policía rudo y con poco glamour, el personaje de Don Johnson parecía más un modelo o galán de telenovela. Sacos con hombreras de colores pasteles, arremangados, sobre una camiseta sin mangas, se completaban casi siempre con un par de gafas oscuras mientras conducía su Ferrari bajo el fuerte sol de la Florida.

 

El teniente Horatio Caine, de CSI Miami, debe ser el personaje de televisión que más veces se colocó y quitó los anteojos

 

Una sabia elección

En CSI Miami el teniente Horatio Caine aparecía siempre con sus característicos anteojos de sol, un modelo que se convirtió en éxito mundial por la repercusión de la serie durante más de diez temporadas. El actor David Caruso lo eligió personalmente: de la firma Silhouette, fabricado en titanio, sin tornillos ni bisagras, con patillas flexibles y ligeras. Al pensar en su personaje, buscó un objeto que lo identificara, y lo encontró en esas gafas.

Horatio Caine debe ser el quien más veces se colocó y quitó los anteojos en la televisión. Algunos de sus gestos eran morder ligeramente una patilla, o levantar las cejas para después bajarse un poco las gafas y observar al interlocutor por encima de ellas. Hace ya años dejó de fabricarse ese anteojo, y la última partida completa fue entregada a la producción de CSI Miami.